En Camporrobles el verano va llegando a su fin y la Naturaleza nos lo indica a través de pequeñas señales. Una de ellas es una flor de montaña, la "Merendera Montana".
Crece en zonas de pastos, junto a los caminos y donde las brumas del fin del verano encuentran más cobijo. A partir de la segunda quincena de agosto aparece en el Paraje Natural de El Molón, junto al camino que sube al yacimiento arqueológico.
Otro de sus nombres "quitameriendas" indica que, al acortar los días, los pastores abandonaban el hábito de merendar en el campo o en el monte.
Cuando visites el Paraje Natural Municipal de El Molón, no olvides buscar los retazos de color, un profundo rosa, que nos da la Merendera Montana, otro de los tesoros de Camporrobles.