La Cueva Santa del Cabriel es la protagonista de una tradición milenaria para los pueblos situados a su alrededor. Coincidiendo con el cambio de estación, entrado mayo y con los campos en plena explosión de color, se realiza una romería a un paraje increíble. La Virgen es llevada desde el pueblo de Fuenterrobles a la Cueva Santa del Cabriel, y allí acuden todos los pueblos y vecinos que aún participan.
La cueva está situada en el borde de un abrupto barranco, a escasa distancia del río, en plena Reserva de la Biosfera del Valle del Cabriel.
La gente se reúne, un poco antes, en torno a las Casas del Lalabú, un lugar donde poder confraternizar, almorzar y comer en un ambiente festivo a plena naturaleza. Al caer la tarde, la Virgen es llevada de vuelta a la Iglesia de Fuenterrobles, no sin parar antes en las Casas del Lalabú. Allí se le cantan los "Mayos", pequeñas composiciones populares en las que se ensalza y alaba a la Virgen y se le pide que guarde el ganado y los cultivos para segura una buena cosecha.
Otra fecha importante en la cueva es el solsticio de verano. Justo a la puesta del sol, los últimos rayos del día recorren la entrada de la cueva e iluminan a estancia.
La Cueva Santa del Cabriel es un lugar mágico en plena Naturaleza, muy apreciada por los vecinos de Fuenterrobles y los pueblos de alrededor. Los estudios realizados han demostrado que esta tradición se remonta, como mínimo, al primer milenio antes de Cristo.
Más de tres mil años de historia que nos muestran, y demuestran, el profundo arraigo de las gentes de nuestra comarca por su tierra y tradiciones.