Comenzamos octubre con un puente de lo más apetitoso: cuatro días para que puedas disfrutar de toda la plenitud del otoño en nuestra Tierra Bobal. Termina la vendimia y el trajín de los campos vuelve a su ritmo habitual, las viñas adoptan una gran variedad de tonos, desde el rojo más intenso a un pálido amarillo. Chopos, olmos y plataneros mudan a colores cálido para desafiar el fresco y las nieblas matinales. A través de nuestras rutas de senderismo podrás sumergirte en nuestro mar de viñas y coronar dos montañas desde las que todo el paisaje se rendirá a vuestros piés. Nuestra gastronomía (guisos, vino y postres de temporada, como el bollo de mosto) os dará fuerzas renovadas para afrontar nuevas experiencias: Cultura, Naturaleza y Paisaje.

No te quedes en casa. Camporrobles, donde vive lo auténtico en la Tierra Bobal.