El mundo rural tiene una cuenta pendiente con todas aquellas personas que sacrificaron sus vidas por mantener el legado que recibieron de sus mayores y entregárselo a sus descendientes. Hombres y mujeres trabajaron, se adaptaron y trasformaron un paisaje para proporcionar a sus pequeños una forma de vida que ayudara al mundo y a la sociedad en las que vivían. Ellas, las mujeres, vivieron en el anonimato durante generaciones viendo cómo la historia y el discurrir de los años daban protagonismo y nombre a personajes que nunca fueron ellas.
El 15 de octubre es el día elegido para homenajear a todas las que hicieron posible un mundo rural vivo. Camporrobles no podía quedarse atrás y participa de forma activa en darle voz a todas las personas que hicieron de nuestro pueblo, y del campo en general, la maravillosa tierra que tenemos hoy en día.
¡Felicidades!